Al leer sobre la mujer en la Biblia encontré un pasaje que me ha revolucionado en lo personal.
En 1 de Pedro dice:
3:3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos,
3:4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios (Versión Reina Valera 1960).





Versión Nueva internacional:
3-4 No piensen ustedes que los peinados exagerados, las joyas de oro y los vestidos lujosos las hacen más bellas. Su belleza no depende de las apariencias, sino de lo que hay en su corazón. Así que sean ustedes personas tranquilas y amables. Esta belleza nunca desaparece, y es muy valiosa delante de Dios.

Versión Dios habla hoy:
3 Que el adorno de ustedes no consista en cosas externas, como peinados exagerados, joyas de oro o vestidos lujosos, 4 sino en lo íntimo del corazón, en la belleza incorruptible de un espíritu suave y tranquilo. Esta belleza vale mucho delante de Dios.

Nosotras, como mujeres, queremos vernos bellas para nosotras y para que los demás nos vean hermosas
Pensamos que tal o cual cosa nos hará mas delgadas.
Nuestras preguntas tan profundas son ¿que me pondré hoy? ¿que ropa me combina con estos zapatos? ¿me comprare unos aros o pendientes para que me haga juego con "x" ropa?
Qué triste es hablar con la mayoría de las mujeres y no ver a Cristo en ellas
Aun hablo de mi misma, de mi apariencia.
Pura apariencia exterior.
En este momento estoy viviendo tiempos, para mi carne, NO MUY BUENOS.
Me encuentro mas diariamente con mi EGO. Es más constante, en mi mente, la relación que tengo con mi orgullo, que me envuelve y me engaña una vez más, y me termino escondiendo detrás de mi autojustificación.
Pero, luego me doy cuenta: ¿Qué puedo ocultar delante del Señor que todo lo sabe, hasta lo más oculto?

Marcos 4:22 Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz.


Mucho tiempo he vivido una vida muy poco sincera conmigo, con los demás y, aun peor, con Dios.
¿Por qué? Por mi orgullo que me dominaba vez tras vez.

1 Corintios 3:13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.
Hoy, mañana, y toda nuestra vida humana, estaremos luchando con nuestro GRAN ORGULLO. NUESTRO YO.

Romanos 8:13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

Galatas 5:17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.





Cuantas veces tuve que reconocer que soy poco sincera conmigo misma.
Reconozco lo que yo quiero reconocer. No en realidad lo que realmente soy o hay en mi corazón.

Profundizando un poco como estoy y cual es mi condición, ME DA TERROR.
Pero he decidido caminar por el camino, creo yo, el más difícil.
Es el mirarme en cada acción y realmente hurguetear.
Ahí donde nadie mas puede ver.
Es muy duro y doloroso darte cuenta que cuando hablas estás hablando con motivaciones equivocadas. Actúas bajo impulsos que no son agradables delante de Dios.
¡Cuanto oculto que hay en mi!.
Me da miedo (terror) al asomarme tan solo un poco a lo profundo de mi corazón ,y encuentro ahí adentro MIO, mucho de lo que en realidad odio.

Es empezar a renunciar a nuestros derechos y empezar a enumerar una por una esa larga lista de malas motivaciones que hay ocultas en lo mas intimo de nosotras.

Al pensar todo esto me enfrento al desanimo, a lo cual el Señor me habla muy fuertemente.
Esta no es una obra humana, pero claro que la que tiene que tomar ciertas determinaciones soy yo.
Es vivir en el Espíritu, no satisfaciendo los deseos de la carne, sino los de Dios.
Es un sometimiento a Dios continuo y en cada situación. Nos toca tomar una decisión: optar por lo que le agrada a DIOS.
Y ahí comienza el Señor a darnos su vida. A vivificarnos como dice Romanos:

8:11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

Vemos también que Dios habita con el quebrantado de espíritu y humilde:
Isaias 57:15 Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.
Como leíamos al principio de este articulo, bíblicamente vemos que la belleza de una mujer no depende de su ropa, sus zapatos o el lindo perfume que lleva y que les gusta a todos.
¡Lo que a Dios le importa es el corazón!
Esta claro que es muy importante estar bien vestida y cumplir con ciertas necesidades.
Pero es muy diferente estar centrada en eso y gastar la mayoría de nuestro tiempo en nosotras.
Pensando en nosotras y dedicando más tiempo en eso que en buscar al Señor. En conocer Su amor y renunciar a nosotras mismas.
Esto se trata solo de él.



Y necesitamos desesperadamente ser mujeres llenas de su amor.
Mujeres dóciles a la voz del Señor.
Mujeres con…

Esa belleza que nunca desaparece, y es muy valiosa delante de Dios.



This entry was posted on 13:37 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

6 comentarios:

    mamachus dijo...

    Amén Vero. Doy gracias alSeñor por lo que está haciendo en nosotros.Me gozo y agradezco tu valor de ser transparente y expresarte de esta forma, pues te aseguro que es de bendición para las hermanas que lo leemos.Gracias Vero.Un abrazo.Sigo orando por tí y sé que tú lo haces por mí. Chus.

  1. ... on 23 de abril de 2010, 8:49  
  2. Anónimo dijo...

    Hola Pastora Veronica... Es un tema bien que nos confronta mucho con la palabra, sin embargo ultimamente Dios me ha estado hablando precisamente en esa palabra... Es que pronto me voy a casar, pero desde el año 2009 estoy viviendo en otro pais distinto al mio y lejos de mis padres y estoy pasando por pruebas durisimas, y sentido que el señor esta tratando mucho con la parte de la vanidad. Y ha sido toda una bendición la enseñanza que he recibido de nuestro Dios.
    Sin embargo me asalta una duda, porque quiero saber porque no lo tengo claro, cuando sea mi boda, quiere usar vestido blanco, velo, y todos esos adornos con que soñamos las novias... estaría mal?.
    O simplemente debo estar totalmente sencilla?
    Me puede usted aconsejar?

    Gracias... Y que siga activa en la búsquda del conocimiento de Dios, para que el la siga usando en la predicación de su palabra.

    Bendiciones.

  3. ... on 5 de mayo de 2010, 17:44  
  4. Verónica Vilugrón dijo...

    Anonimo:
    Muchas bendiciones
    ¿Sabes? me es un poco difícil contestar a la pregunta ya que no sé ni conozco tu situación.
    Dependiendo de eso yo te podría aconsejar bíblicamente mi postura, pero no quiero ser un impedimento en este caso, está claro que el Señor está tratando tu vida !!! y eso es bueno !!!
    Por mi parte te aconsejo que sigas en esa busqueda del Señor y que mires tu corazón, que día a día puedas morir a lo que el Señor te demande en ese momento o situación.
    El Señor habla de renunciar, eso está claro en Su Palabra, es una de las condiciones de un discípulo de Cristo.
    Pero dice también que si nos deleitamos en él, él concederá las peticiones de nuestro corazón.
    Te animo a que sigas en esa búsqueda.

  5. ... on 11 de mayo de 2010, 14:10  
  6. Anónimo dijo...

    Buenos dias!

    Hermoso el mensaje porque nos confronta; es algo así como si nos mirasemos en un espejo y vemos claramente lo que somos, pero no lo que debemos ser. Es aqui, cuando el Espiritu de Dios, nos lleva de la mano a una intimidad con Dios, guiando y enseñandonos a ataviarnos tanto espiritual y fisicamente para que resalte cada vez más nuestra hermosura. Pero tambien el mismo Espiritu de Dios, nos enseña para que no caigamos en la exageración, ni mucho menos en el legalismo, ritos, tradiciones o costumbres de hombres, porque para eso Dios nos ha llamado a Libertad.
    por eso debemos centrarnos en la palabra de Dios.

    Por otro lado, con el permiso de la pastora Vero, quiero comentar acerca de la duda de la hermanita.

    Yo también viví estando soltera, por motivos de estudios en un país diferente y lejos de mi familia y sé que es muy dificil, porque tienes que aprender muchas cosas, y sobre todo, Dios te enseña a depender de Él, porque te encuentras lejos de tus padres, quienes de alguna manera te ayudan, y te protegen.

    Como Mujer Soltera, deseamos tener muchas cosas, ropa, calzado, joyas.. etc. Yo era una adicta a estas cosas, sin embargo, Dios trató no solo con la vanidad, sino con el ORGULLO. Yo decía: "Primero muerta que sencilla", pero sí, es verdad el señor me llevó a morir para enseñarme la sencillez. y esta fue la mejor situación donde aprendí a hacer la voluntad de Dios. Aprendí humildad, y sobre todo aprendí a Depender completamente de Dios.
    Por eso te animo hermana, que te sumerjas en el Río de la palabra de Dios, no tengas miedo, porque Él mismo Espiritu Santo, te enseña a nadar, y te deleitaras de tal manera, que saciaras tu sed espiritual y por consiguiente la natural. Y entenderás que en todo lugar que estemos en esta tierra somos extranjeros y peregrinos, sin embargo, Dios siempre va a estar allí protegiendote, guardandote, guiandote, fortaleciendote, y que nuestro sustento y socorro viene del Nuestro Padre Celestial, de donde verdaderamente somos. Solo sé obediente al Espiritu Santo, porque es el mejor Ayo.

    Querida, También quiero comentar acerca de tu inquietud, con respecto a tu boda, pues pienso que el matrimonio es un compromiso de amor y muy honroso delante de Dios, y es una bendición casarnos. Me imagino que debes estar contenta y emocionada!!! solo quiero recomendarte que leas el libro de Ester, me fascina la enseña que Dios nos dá, a través de esta mujer.

    Y cuando hablamos de una novia, por lo menos yo, me imagino enseguida un vestido, y por mas sencillo que sea un vestido de novia es llamativo, y recuerda que Dios tiene un propósito al ataviar a la novia "IGLESIA", y su adorno tiene un significado espiritual y esa belleza se refleja físicamente.

    Ahora cuando leas el libro de Ester, veras que la reina Ester era una mujer hermosa tanto espiritual como fisicamente, pero nunca hubiera llegado al reino si no cumplia las leyes del reino, preparándose 1 año, 6 meses con óleos y 6 meses con aceites de mujeres y dice la palabra que el rey la eligió a ella, y la amó mas que a cualquier mujer, y ella cumplió el propósito para el que fue llamada.
    Espero que te ayude el consejo de la palabra de Dios.

    Que Dios las bendiga!!!
    Con mucho aprecio en Cristo Jesús, Señor Nuestro.
    Patricia Sosa

  7. ... on 13 de mayo de 2010, 10:30  
  8. Anónimo dijo...

    Gracias, por su consejo. Leí el libro de Ester y de verdad es muy hermoso todo lo que el Señor nos quiere enseñar.

    Dios las bendiga.

  9. ... on 2 de junio de 2010, 10:27  
  10. Anónimo dijo...

    hola, este tema en verdad confronto mi vida, bueno aun no estoy casada si tengo novio y se que un dia me casare, claro cuando el Señor nos llame a eso, pero estos textos de 1 pedro tenia tiempo que los leia y me sorprendian y buscava en diccionarios cada cual de las palabras, quiero estar fielmente preparada agradando a Dios para cuando me case, y esto en verdad me ayuda muchas gracias Vendiciones!!!

  11. ... on 17 de febrero de 2011, 20:54