27. “Considera los caminos de su casa,
Y no come el pan de balde”.

Ella tiene una mirada puesta para todos lados, no perezosa.

También podemos decir que “CONSIDERAR” es: vigilar, proteger, salvar y atender en forma activa.



Aquí esta mujer virtuosa nos enseña que ya no debemos perder nuestro tiempo en ocupaciones que no son las primordiales. Ella no tiene tiempo que malgastar.

Actúa con prudencia

“Considera los caminos de su casa”.
¿Y que es la prudencia?:
Prudencia: Cualidad que consiste en actuar con reflexión y precaución para evitar posibles daños.

Al estudias la “mujer virtuosa” vimos como ella actúa con prudencia, unos ejemplos son:

31:14: “Es como nave de mercader, trae su pan de lejos”.

31:15: “Se levanta aun de noche y da comida a su familia y ración a sus criadas”.

31:21: “No tiene temor de la nieve por su familia, porque toda su familia esta vestida de ropas dobles”.



Ella actúa prudentemente y anticipadamente antes de que surja algún problema.
Esta mujer no es perezosa.
Si eres una mujer perezosa y no velas por el día de mañana por tu familia e hijos, no estás actuando con sabiduría, no estás considerando los caminos de tu casa. Y lo peor estás desagradando a Dios con esa actitud negligencia.

Hermanas, un día tendremos que dar cuenta por eso.
Clamemos a Dios que Él abra nuestros ojos para poder reconocer nuestros errores y cambiarlos.
Dios ya no has dado la gracia y capacidades para sobrellevar tanta responsabilidad.

Esta no es una obra humana, es un milagro de Dios en nosotras.


This entry was posted on 10:16 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.